lunes, 30 de junio de 2014

Al borde de la línea fría

Copio la información contenida en el enlace de "El Adelantado": http://www.eladelantado.com/noticia.asp?id=193754 
La Dirección Provincial de Educación deja abierta la posibilidad de que varios colegios consigan mantener las cocinas de los comedores escolares.
Puri Bravo - Segovia | 27/06/2014
 La implantación del servicio de catering, con técnicas de cocina en 'línea fría', en nueve colegios de la provincia y de la ciudad de Segovia no es aun un hecho consumado. El proceso está abierto y es susceptible de “algunas variaciones” antes de iniciar los trámites de adjudicación de la gestión de los comedores escolares a las empresas e incluso después, según explicó ayer el director provincial de Educación, Antonio Rodríguez Belloso.
El colegio “Marqués del Arco”, de San Cristóbal de Segovia es el que tiene más posibilidades de salir de la lista de centros que cambiarán cocinas in situ por catering, ya que roza el número de usuarios marcado por la Consejería de Educación para introducir el cambio, fijado en 100. El apoyo vecinal y la unión de padres, alumnos y profesores en la defensa de las cocinas del colegio “Martín Chico” así como su proyecto de comunidad de aprendizaje y las instalaciones disponibles, serán las bazas que jugarán las familias del barrio de San Lorenzo que quieren esquivar la “línea fría” (con sistemas de conservación y refrigeración desde la elaboración de los platos hasta que se sirven en la mesa).
Estas posibilidades y alternativas se pusieron ayer sobre la mesa en la reunión que mantuvo el equipo directivo de la Dirección Provincial de Educación con representantes de las asociaciones de padres de alumnos de los colegios “Martín Chico” y “Elena Fortún” de Segovia, así como del “Marqués del Arco” de San Cristóbal de Segovia, y “San Gil” de Cuéllar; de los ayuntamientos de Segovia y de San Cristóbal, directores e inspectores de los centros implicados y de la Federación Provincial de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Segovia, Fedampa ‘Antonio Machado’.
El titular de Educación, Antonio Rodríguez Belloso, explicó que el cambio de modelo se ha planeado, “al igual que en los últimos años”, siguiendo dos criterios a aplicar en toda la comunidad: no superar los cien comensales y no tener cocineros de la Junta. “Los nueve comedores seleccionados cumplen estas condiciones”, dijo Belloso haciendo referencia a una lista en la que además de los centros antes citados, entran los de Coca, Sacramenia, Cantimpalos y Olombrada, así como el “Eresma” de Segovia. “El caso de San Cristóbal se estudiará, puesto que está al límite de los cien usuarios”, dijo Rodríguez Belloso al término de la reunión en la que se comprometió a dar traslado de las peticiones de padres y directores de centro a la Dirección General de Política Educativa Escolar. Estas fueron las conclusiones que se llevaron los representantes de los colectivos de padres que ayer se fueron a sus casas con dudas, decepcionados y con la sensación de que “todo está en el aire”, según expusieron portavoces de la Fedampa que quieren hacer valer la opinión de las familias ante la Administración en un “tema tan importante como la comida que reciben sus hijos”.
El director provincial de Educación precisó que “no es cierto que el proceso de adjudicación de empresas concesionarias de los servicios de comedor esté finalizado y que se haya hecho con una empresa de Málaga”.
El proceso comienza el próximo mes de julio con la publicación de la convocatoria entre el día 10 y el 15. El plazo de presentación de ofertas concluirá a finales de julio y está previsto que la adjudicación se haga en los últimos días de agosto, aunque no se publicará en el Bocyl hasta el 9 de septiembre, un día antes del inicio de las clases del curso 2014/2015. Padres y algunos representantes de la Administración creen que este escaso margen de tiempo puede influir para que se mantengan las cocinas activas en más de un colegio, ya que antes de introducir el modelo catering hay que instalar hornos regeneradores, para que los platos recuperen la temperatura adecuada para ser servidos.
Rodríguez Belloso explicó que una vez adjudicados los comedores, las empresas deben informar a las comunidades educativas de las características técnicas de sus servicios y, a la vez, conocer su opinión así como las instalaciones existentes en el centro, de forma que pueden establecer modificaciones “e incluso cambiar el modelo de servicio a ofrecer”. En este caso, el director provincial se ofreció a apoyar la opinión de los padres y profesores del ‘Martín Chico’ ante la empresa que resulte adjudicataria.
Seguridad en los alimentos
En todo momento los representantes de la Administración educativa defienden la calidad y la seguridad alimentaria que ofrecen las técnicas de cocina en 'línea fría' y asegura la Junta apuesta por extender su implantación en los centros escolares de forma gradual. “Es un modelo innovador y muy extendido en toda Europa; la Junta lo tiene implantado en la mitad de los comedores escolares, con más de 18.000 niños, en Segovia en once centros”, remarcó el director de Educación, asegurando que su calidad ha hecho que su uso domine en hospitales y residencias. Implica la preparación de los platos al modo tradicional en cocinas centrales, la utilización de modernos abatidores de temperatura para enfriarlos, su posterior transporte, una o dos veces por semana, y la regeneración de las comidas en hornos de convención instalados en el propio comedor donde se ultima el menú.