martes, 17 de junio de 2014

La carta que se va a enviar a Educación desde el AMPA


Estimados Sres./Sras.:
Enterados de que se piensa suprimir el servicio de cocina del que disfrutamos en
nuestro colegio, y que se está resolviendo con celeridad una adjudicación para un
servicio de catering, queremos expresar:
- Nuestro más absoluto desacuerdo con la medida.
- Nuestro más absoluto desacuerdo con la forma en que se está haciendo,
comunicando y ejecutando una decisión tan importante en la última semana
del curso.

Les comunicamos que de ninguna manera queremos aceptar el servicio de
catering que proponen. Si ya teníamos quejas del servicio de la empresa que
proveía de comida al comedor, la empresa Serunión, que no compra localmente
y ha estado incumpliendo reiteradamente su supuesta aportación de un servicio
de calidad, este paso empeora aún mucho más las cosas, y supone que venga un
catering una vez por semana (creemos que desde Málaga) y que nuestros hijos
tomasen comida congelada toda la semana. Es además completamente incoherente
con campañas sobre comida saludable que realiza la misma Junta.
Esta forma de actuar les deja en un muy mal lugar ante nosotros como padres y
ante la comunidad educativa. Lo consideramos un atropello, y como ante tal
atropello vamos a reaccionar.

Les exigimos:
- Que paralicen inmediatamente la adjudicación del servicio con la nueva
fórmula.
- Que se sienten a hablar con los colegios afectados y estudiar
conjuntamente medidas para mejorar el servicio de comedor
manteniendo a nuestra cocinera y el servicio atendido de cocina, que es
la que porta la calidad al servicio en el centro.
- Revisar el papel que tienen esas macro-empresas de catering, como
Serunion, que operan en comunidades autónoma enteras (estamos
sorprendidos de su distribución y peso), licitando a precios bajos y luego
bajando la calidad. Es un modelo generalizado en los servicios, lo sabemos.
Pero hay un límite a la bajada de calidad en los servicios públicos. Hay
introducir parámetros de calidad en algo tan sensible como la comida de
nuestros hijos.
- De cara al próximo curso, queremos plantear que el servicio de comedor,
con su cocinera, pueda hacer la compra localmente, lo contrario a lo
que hacen estas grandes empresas de catering, mejorando la calidad y
repercutiendo en la economía y el empleo de Segovia.
Les adelantamos, como hemos dicho al comienzo de la carta:
- Que no vamos a aceptar de ninguna manera el cambio de servicio,
rebajando gravemente la calidad, que quieren imponer de muy malas
formas y sin diálogo.
- Que si realizan esto que nosotros consideramos un atropello, realizado
con prisa y tratando de presentar unos hechos consumados, haremos una
campaña de recordatorio a la ciudadanía, con una mínima duración
de un año, de la actuación y de sus responsables, por Segovia y provincia,
recordando claramente la cadena de mandos que realiza la acción:
Presidente del gobierno de la Junta, Consejero de Educación, Delegado
de Educación de la Junta en Segovia. . Y si no cambian las medidas, cuatro
años más de recordatorio. Si ustedes nos atropellan, recuerden que los
atropellados podemos recordar el atropello con constancia. No queremos
que quede impune, por lo menos en la imagen pública, esta forma de actuar,
que supone una calara afrenta a los ciudadanos.

Atentamente, y confiando en que haya un diálogo y podamos resolver y mejorar las
cosas,